Blondie proteico de manzana

SIN GLUTEN - VEGETARIANO - VEGANO

Hoy vamos a preparar un bizcocho proteico de manzana. También llamado "blondie" por su parecido al brownie en la textura.

Este bizcocho es sin gluten, sin lactosa, sin huevo, vegano y con ingredientes naturales. Además lleva un ingrediente sorpresa, que me gusta mucho usar en bizcochos para aportar proteína y textura: judías

Las judías, tanto pintas como blancas, son muy útiles en repostería. Se pueden usar bien para sustituir el elemento graso de la preparación o bien para aportar más cuerpo y jugosidad al resultado final.
Al mismo tiempo aumenta naturalmente la cantidad de fibra y proteína dando como resultado una receta nutritiva y bastante más saludable que las tradicionales.

Si te apetece probar pero tienes dudas, te aconsejo que vayas poco a poco aumentando la cantidad de legumbre en la receta. A continuación te dejo la versión que yo he realizado y más abajo una alternativa para que puedas "iniciarte" en esta nueva repostería saludable.

Espero que te guste.

blondie+sin+gluten

blondie+sin+gluten

  • 300gr de judías blancas cocidas con un poco del líquido (yo he usado de bote)
  • 80gr harina de almendra
  • 80gr harina de avena (puedes poner de arroz, de garbanzo...)
  • 1 CS vainilla líquida
  • 1 CS miel de caña y 1 o 1 CS azúcar de caña (Si te gusta el dulce, añade más)
  • 1/2 sobre de levadura química
  • 1 cc canela en polvo
  • 1 manzana
  • Un poquito de miel de caña para decorar



  1. Triturar las judías blancas hasta conseguir una crema suave. Verter en el bol.
  2. Añadir la vainilla líquida, la miel y el azúcar. Mezclar.
  3. Añadir las harinas, la canela y el sobre de levadura química. Remover y mezclar hasta que todo esté bien incorporado.
  4. Pelar y cortar en cuadraditos pequeños una manzana. Añadir a la masa y mezclar,
  5. Verter la mezcla en un molde de silicona o en uno engrasado o cubierto por papel de hornear.
  6. Llevar al horno precalentado a 180º durante 30 minutos o más, según tu horno y el líquido de la masa.
  7. Dejar reposar 10 minutos en el horno apagado antes de desmoldar sobre una rejilla.
¡Y ya tenemos nuestro bizcocho nutritivo!

Si quieres hacer la versión principiante te aconsejo que:
- Utilices solamente 100 o 150gr de judías.
- Aumentes las harinas  a 300gr (100 de arroz integral, 100 de almendras y 100 de avena por ejemplo)
- Añadas 2 huevos o 1 yogur natural.
En este caso deberás prestar atención a la humedad de la mezcla y añadir bebida vegetal si fuese necesario.

Si quieres puedes decorarlo con miel de caña, mermelada, frutas, crema de cacao o crema de frutos secos.

También puedes echarle un vistazo a la receta-hermana, brownie de alubias.

¿Quién va a creerse que desayunas legumbres?

¿Con qué opción te quedas tu?

Cuéntamelo en un comentario o etiquétame en las redes sociales con @celiveggie o el hashtag #celiveggie y así podré ver tu delicioso bizcocho proteico sin gluten.

¡Hasta pronto!

Receta: Bizcocho de pera

SIN GLUTEN - VEGETARIANO

Hoy te enseño una receta de bizcocho de pera delicioso. Es sin gluten, sin lactosa, sin mantequilla, sin aceite y con ingredientes naturales.

Este bizcocho es muy tierno y jugoso. Los trocitos de pera aportan un toque extra de frescura y dulzura. Te encantará.

Le he dado mi toque incorporando algunas variedades a los típicos bizcochos.
En lugar de utilizar mantequilla, he optado por usar aguacate ¡Todo un acierto! Le aporta grasa y humedad de una forma saludable.
También he usado miel de caña integral en lugar de miel, azúcar u otros endulzantes. La miel de caña tiene un sabor bastante intenso por eso yo he tenido suficiente con dos grandes cucharadas. Si a ti te gusta más dulce, adapta las cantidades. 

Se trata de un bizcocho sencillo pero completo que gusta a muchos paladares. Aporta nutrientes de calidad a la vez que te hace disfrutar. También puedes hacerlo con manzana si te apetece. Y decorarlo con almendras laminadas, chocolate derretido, mermelada...

Yo no le he echado nada ¿qué te parece?

bizcocho+sin+gluten

bizcocho+saludable+sin+gluten

 
  • 500gr de pera pelada y cortada en dados (3-4 peras)
  • 4 huevos pequeños
  • 80gr de aguacate maduro (2 pequeños)
  • 2CS miel de caña
  • 4 CS zumo de naranja
  • 1 cc canela en polvo
  • 1 cc esencia de vainilla
  • 1sobre de levadura química o 1/2 cc bicarbonato
  • 1 pizca de sal
  • 150gr harina de almendra
  • 150gr harina de arroz integral



  1. Pelar y cortar las peras en dados pequeños.
  2. Batir los huevos en un bol grande o ensaladera.
  3. Mezclar el aguacate y la miel hasta conseguir una especie de mantequilla. Añadir al bol con los huevos.
  4. Añadir el zumo de naranja, la esencia de vainilla, la canela y la pizca de sal. Mezclar bien.
  5. A continuación, añadir las 2 harinas y la levadura química. Mezclar bien para repartir todos los ingredientes uniformemente.
  6. Incorporar las peras y mezclar. Puedes machacar una parte de las peras para que haya menos trocitos.
  7. Verter la mezcla en un molde de silicona y llevar al horno precalentado a 225º durante 15 minutos, después, bajar a 180º y seguir horneando durante 20 minutos más aproximadamente.
  8. Dejar enfriar sobre una rejilla.
¡Y ya está listo para ser comido!

Tómalo tal cual o acompáñalo de chocolate derretido, helado, nata, mermelada, fresas... ¡Las opciones son infinitas!

Espero que te guste. No te olvides de avisarme en las redes sociales si haces tu versión. Utiliza el hasthag #celiveggie o nómbrame directamente @celiveggie ¡Me hace mucha ilusión ver tus creaciones!

¡Hasta pronto!

Taller NICE CREAMS o HELADOS SALUDABLES


Se acerca el verano y quien dice verano dice ¡helados! 

Y como quiero que sigas cuidando tu salud y sintiéndote lleno de energía, te he preparado un taller online de HELADOS SALUDABLES con siete recetas diferentes sin gluten, sin lactosa, sin huevo, sin azúcar añadido, veganos y basados en alimentos reales como frutas, frutos secos y cereales. 

Durante 7 días, recibirás una receta con consejos y foto en tu móvil. 
Durante una semana seré tu coach. Pregunta lo que quieras en el chat grupal o a mí personalmente por privado, resolveré tus dudas y te ayudaré a conseguir la receta que desees. Haz las recetas del taller a tu ritmo y comparte tu experiencia con quien lo desees.  

Sólo tienes que registrarte AQUÍ y descargarte la aplicación gratuita [live to be] en tu móvil para poder acceder al contenido y al chat donde quieras y cuando quieras.

Además al final del taller, recibirás un ebook con todas las fichas de las recetas.

helados+saludables+nicecreams

¡Ah! Las plazas son limitadas así que no tardes mucho en venir =)

¡Solo necesitas una batidora, un congelador y una sonrisa!

Si tienes alguna pregunta, no dudes en ponerte en contacto conmigo. Y si crees que este taller puede interesarle a alguien, comparte la información para hacerle feliz.

El verano te está esperando ¡y yo también!

¡Hasta pronto!

Curry de verduras con leche de coco

SIN GLUTEN - VEGETARIANO - VEGANO.

Hoy te invito a preparar curry de verduras con leche de coco. Un plato tradicional de la comida india con numerosos beneficios para la salud.

Este plato es sin gluten, sin lactosa, sin huevo, sin azúcar, sin aceite, vegano y basado en alimentos reales y naturales.

El curry no es una especia en sí mismo sino una mezcla de varias. Si eres celiaco, ten cuidado ya que no es fácil encontrar una mezcla libre de gluten. Yo conozco la marca DANI, que puedes encontrar fácilmente en Foody o la marca Samia. 
La mezcla del curry posee numerosas especias y plantas curativas con poder antiinflamatorio: ajo, anís estrellado, azafrán, canela, cardamomo, cayena, cebolla seca, cilantro, comino, cúrcuma, fenogreco, jengibre, mostaza, nuez moscada, pimienta, tamarindo...
La mezcla del curry varía según la región por ello contamos con numerosas variedades tanto en sabor como en color.
Todas estas especias son conocidas por sus cualidades medicinales. Entre ellas se complementan ofreciendo cierto poder antiinflamatorio, antioxidante, antiséptico, depurativo y desintoxicante así como un refuerzo para el sistema cardiovascular y el sistema digestivo. Poseen también propiedades estimulantes para calentar el cuerpo. 
Además, cuando cocinamos con especias y hierbas aromáticas, no sólo nos beneficiamos de sus propiedades sino que además se reduce el contenido en sal y en grasa lo que beneficia considerablemente al organismo.

curry+verduras+sin+gluten


En esta receta he utilizado calabacín, tofu y arroz integral. Tú puedes utilizar las verduras que más te gusten y acompañarlas de una porción de hidratos de carbono complejos como el arroz integral, la quinoa, el mijo, el trigo sarraceno...

Para 2 personas:
  • 1 calabacín
  • 1/4 cebolla
  • 1 diente de ajo
  • 1 rebanada de jengibre fresco
  • especias de curry (garam masala) y sal
  • leche de coco (Yo utilizo el brik Aroy-D)
  • 80gr arroz integral (40gr por persona)
  • 100gr de tofu

  1. En una cacerola, cocer el cereal elegido durante el tiempo aconsejado en su envase. Escurrir y reservar.
  2. Mientras tanto, picar la cebolla, el ajo y le jengibre.
  3. Cortar el calabacín finamente en cuartos y el tofu en cuadraditos.
  4. En una sartén antiadherente poner a calentar 2 cucharadas de leche de coco (no es necesario añadir aceite). Cuando esté caliente, sofreír la cebolla el ajo y el jengibre.
  5. A continuación añadir el calabacín y dorar unos minutos. Si es necesario, añadir otra cucharada de leche de coco.
  6. Cuando el calabacín esté tierno y empiece a dorar, añadir los dados de tofu y saltearlos, esto hará que sea más firme.
  7. Añadir 1 o 2 cucharaditas de café de especias de curry y una pizca de sal. Remover.
  8. Incorporar leche de coco hasta casi cubrir las verduras. Remover y dejar evaporar unos minutos hasta conseguir la textura deseada. Ten en cuenta que al enfriarse, la salsa condensa y se reduce un poquito más.
  9. Para terminar, mezclar el arroz con el curry de verduras en la sartén o en el plato. 
¡Y a saborear!

Es un plato con mucho sabor y aroma. El curry impregna tus platos y te hace viajar. Pruébalo en tus garbanzos y lentejas o si lo consumes en pollo a la plancha. Cualquier verdura queda exquisita con esta danza de especias.

Si no te gusta el picante, te aconsejo que elimines el jengibre fresco de la salsa. También debes tener cuidado con el curry ya que existen varios tipos y unos son más picantes que otros. Elige según tus gustos y haz de la cocina un placer.

Y si te ha gustado la idea o tienes preguntas que hacerme, no dudes en dejarme un mensaje aquí debajo o en las redes sociales. Encuéntrame con @celiveggie y el hashtag #celiveggie y comparte conmigo tus creaciones ¡Me encanta ver qué cocinas y qué toque personal das a tus platos!

¡Hasta pronto con nuevas recetas saludables y, por supuesto, sin gluten!

Pizza de quinoa, sin harinas

SIN GLUTEN - VEGETARIANO - VEGANO: 

Cada día la cocina me sorprende más. La versatilidad de los ingredientes naturales me fascina y cada vez me reafirmo más pensando que cualquier plato puede tener una variante adaptada a los objetivos de cada persona sin perder sabor. Hoy quiero enseñarte a preparar una deliciosa y sabrosa pizza de quinoa.

Esta sorprendente pizza es sin harina y por lo tanto, sin gluten, además es sin lactosa, sin huevo, sin frutos secos y apta para vegetarianos y veganos ¡Lo tiene todo!

La quinoa es un pseudocereal integral libre de gluten. No está refinado por lo que mantiene sus valores nutritivos:
Aporta fibra, hidratos de carbono complejos y una buena proporción de aminoácidos o proteína vegetal. Es rica en vitaminas (B, C, E) y minerales (calcio, hierro, fósforo, magnesio, potasio, zinc). Además contiene ácidos grasos omega 3 y 6 que ayudan aprevenir problemas cardiovasculares. Tiene un bajo índice glucémico lo que hace que los niveles de azúcar en sangre se mantengan regulados. 
Recomiendo bastante el consumo de la quinoa ya que no sólo aporta energía sino que nutre el organismo. Es un alimento natural que aporta numerosos antioxidantes, refuerza el cabello, las uñas, la piel y es un buen aliado del aparato digestivo. 

Para hacer esta pizza hay que contar con un poco de previsión ya que la quinoa necesita unas 10-12 horas de remojo. Pero no te preocupes, este es el paso más pesado de la receta. Después solo hay que triturarla y hornearla y como resultado obtendrás una masa fina, tierna y crujiente por los bordes, ligera, saludable y deliciosa.

Los mejores platos son los que se hacen con cariño y tiempo, supongo que ya te habrás dado cuenta. Y si a esto se le suman ingredientes frescos y naturales, el éxito está asegurado. Que delicia es disfrutar de platos sin aditivos y químicos que producen alteraciones en nuestro cuerpo.

pizza+quinoa+sin+gluten+calabizo

En esta pizza he utilizado chorizo vegano Calabizo. Todo un descubrimiento nutritivo y saludable. Se trata del primer chorizo de calabaza 100% vegetal, sin gluten y sin lácteos. Todos sus ingredientes son naturales y ecológicos. La textura y el sabor son muy parecidos a los del producto original, el chorizo, cuyo toque ahumado ya tenía olvidado. Una buena opción para dar un toque diferente a tus platos.

pizza+vegana+quinoa+calabizo

Una pizza grande para dos personas:

La masa:
  • 180gr de quinoa en seco
  • Agua para el remojo.
  • Pizca de sal
  • Opcional: Una cucharada de masa madre
La pizza:
  • Salsa de tomate natural
  • Chorizo vegano Calabizo
  • 1/2 calabacín
  • 1/4 pimiento rojo y amarillo
  • Queso rallado sin lactosa (opcional vegano)
  • Orégano



  1. Unas 12 horas antes de comenzar con la receta, lavar la quinoa y ponerla en remojo.
  2. Pasadas estas 12 horas, escurrirla y lavarla bien. 
  3. Triturar la quinoa con una procesadora de alimentos durante unos 3-4 minutos hasta conseguir una pasta casi homogénea. Añadir una pizca de sal y si lo deseas una cucharada de masa madre o una pizca de bicarbonato.
  4. Extender la masa-pasta sobre papel de hornear en la bandeja del horno, si es una bandeja para pizza mucho mejor. 
  5. Llevar al horno a 180º o 200º hasta que empiece a estar crujiente. Puede tomar unos 15 minutos*.
  6. Mientras tanto preparar los ingredientes: cortar el cabalacín en rodajas finitas, el pimiento en tiras y el delicioso Calabizo en rodajas.
  7. Una vez que la masa está casi hecha, hay que sacarla del horno y darle la vuelta (para que el horneado sea homogéneo).
  8. Poner la salsa de tomate, orégano, queso rallado y el resto de ingredientes por encima. Terminar con un toque de orégano.
  9. Hornear por otros 15 minutos* o hasta que la pizza esté ligeramente dorada y tostada. 

* Los tiempos de horneado pueden variar en función del horno y del agua retenida por la quinoa. 

Como puedes ver hay versiones saludables para todo. Sólo hay que echarle imaginación y probar.
Esta pizza, tal cual, está deliciosa. Pero si lo prefieres puedes cambiar los ingredientes y añadir los que más te gusten.

¿Has probado a hacer esta masa de pizza con granos de quinoa? ¿Qué te parece la idea?

Si te ha parecido interesante, si tienes dudas o si quieres aportar algo,  no dudes en dejarme un mensajito aquí debajo, siempre respondo. También puedes encontrarme en las redes sociales con @celiveggie o el hastag #celiveggie donde comparto actualizaciones de mi día a día.

Espero que te haya inspirado con esta receta a llevar una alimentación más natural y nutritiva.

¡Hasta pronto!

Receta: Risotto de calabaza

SIN GLUTEN - VEGETARIANO - VEGANO

Hoy te traigo otra receta que me aporta felicidad. Un risotto de calabaza sin gluten, sin lactosa, sin huevo y apto para vegetarianos y veganos. 

Esta receta de risotto sin queso ni lácteos es sorprendentemente cremosa y sabrosa. Si eres fan de la calabaza, como yo, estoy convencida de que esta receta te va a encantar. Está hecha con ingredientes naturales y materias primas que dan energía y combustible de calidad a nuestro organismo. Además nutren y potencian la salud creando un sentimiento de confort y saciedad.

Esta receta es bastante equilibrada. Tiene una buena distribución de hidratos de carbono, de proteínas de origen vegetal y de grasa. Es rica en vitamina A, B y C, en carotenos, calcio potasio magnesio y fósforo. Su aporte en fibra es elevado gracias a las verduras y al arroz integral lo que hace que este plato sea saciante y calme la ansiedad

risotto+calabaza+sin+gluten


Aconsejo hacerlo con arroz integral ya que es un carbohidrato complejo que ofrece energía duradera. si no tienes también puedes hacerlo con quinoa o mijo

Para 4 raciones:

  • 300gr de arroz integral (unos 75g por persona)
  • 400gr de calabaza
  • 1/2 cebolla grande
  • 1 diente de ajo
  • 1 guindilla 
  • 1,5 litros de caldo vegetal
  • 100gr de tofu blando
  • aceite de oliva
  • sal y pimienta

  1. Picar la cebolla finamente.
  2. Rehogarla en una sartén antiahderente con 1 cucharadita de aceite de oliva.
  3. Mientras, pelar la calabaza y trocearla con el tamaño deseado.
  4. Añadir la calabaza a la sartén. Añadir a su vez la guindilla y una pizca de sal. Rehogar durante unos 5 minutos. 
  5. A continuación añadir el arroz y dorarlo removiendo durante unos 4 minutos.
  6. Mientras tanto, calentar el caldo de verduras.
  7. Añadir caldo para cubrir el arroz y remover. Cuando el arroz lo hay absorbido, añadir caldo de nuevo. Esto se repetirá un par de veces (depende del arroz) hasta que el arroz esté cocido. Suele tardar unos 20 o 25 minutos.
  8. En los últimos 5 minutos, batir el tofu tierno y añadirlo a la sartén. Salpimentar al gusto y remover para distribuir bien todos los ingredientes.
  9. Apagar el fuego y dejar reposar un par de minutos. No te olvides de retirar la guindilla.
  10. Emplatar y decorar con un poquito de pimienta y perejil. 

Este risotto vegano está delicioso. El tofu tierno le da una cremosidad increible. También puedes cambiarlo por una nata vegetal de arroz, soja, avena... O si lo prefieres, añadirle queso vegano o queso normal si lo consumes.

Aduéñate de la receta, dale tu toque personal o crea otras versiones. No te olvides de etiquetarme en las redes sociales con @celiveggie o #celiveggie y así podré ver tu fantástico plato, dejarte un mensajito y compartirlo. Sabes que me hace mucha ilusión ver cómo haces tuya cada receta.

Quizás te interese...
Gracias por tus comentarios, hasta pronto con más recetas deliciosas y saludables sin gluten y de origen vegetal.

Receta: Torrijas fit sin gluten

SIN GLUTEN - VEGETARIANO - VEGANO (Opción)

En pleno inicio de Semana Santa no puedo traerte otra receta que unas fantásticas torrijas sin gluten.

Son torrijas a mi estilo. Saludables intentando reducir la grasa y el azúcar innecesarios y apostando por alimentos nutritivos y naturales. Porque sea cuál sea la época del año, hay que cuidar y mimar el organismo. Ya sabes, el cuerpo es el único sitio en el que vivirás toda tu vida. 

Estas torrijas son sin gluten, sin lactosa, con opción sin huevo, bajas en grasa y en azúcar y están hechas con pan integral. Con estas deliciosas torrijas saludables ¿quién quiere fritos?

Para hacer esta receta he utilizado mi pan integral con masa madre (por publicar) pero podéis utilizar otras recetas como:
- Pan integral con semillas sin gluten.
- Pan semi integral sin gluten
- Pan blanco perfecto sin gluten

torrijas+sin+gluten


Imagino que ya estarás babeando... Así que ¡vamos con la receta!

Para 8 torrijas:
  • 8 rebanadas de pan (sin gluten)
  • 500ml bebida vegetal
  • canela en rama y en polvo
  • ralladura de limón/naranja
  • 2 o 3 CS miel/sirope de agave/panela/otros endulzantes + chorro de agua = sirope 
  • huevo
  • 2CS harina de garbanzos y 5 CS de agua = sustituto de huevo *Opción vegana
  1. En un cazo calentar la leche junto con la canela en rama y la ralladura de limón. Cuando empiece a hervir dejar cocinar durante 1 o 2 minutos y reservar para que atempere.
  2. Poner las rebanadas de pan en un plato o fuente.
  3. Verter la leche en el plato y dejar que las rebanadas se empapen bien. Esperar 20 minutos para que quede bien esponjoso.
  4. Mientras tanto poner a calentar una sartén antiadherente con una cucharadita de aceite de coco.
  5. A continuación pasar las rebanadas de una en una por huevo batido o por la mezcla de harina de garbanzo y agua y dorar en la sartén por ambas caras ¡Cuidado de no romperlas al darles la vuelta!
  6. Poner en un plato o fuente, espolvorear canela en polvo y añadir el sirope final. Este sirope se hace mezclando y disolviendo el endulzante deseado en agua caliente. La proporción suele ser 1/2 de agua pero lo mejor es hacerlo a ojo controlando que no quede ni muy acuoso ni muy espeso.  También se puede hacer con leche vegetal.
¡Y ya tenemos nuestras torrijas saludables!

Si lo prefieres puedes hacerlas al horno, precalentado, a 220º y, si tu horno lo tiene, en opción grill durante unos 15-20 minutos.

¿Qué te parece esta idea? ¿La has probado ya? ¿Cómo haces tú las torrijas?

Cuéntamelo aquí abajo ¡a ver cuántas ideas sacamos entre todos!

Si haces alguna de mis recetas, puedes etiquetarme con @celiveggie o #celiveggie así podré ver tu foto y dejarte un bonito comentario de agradecimiento.

Espero haberte inspirado hoy también a llevar una dieta más saludable.

¡Hasta pronto!

Receta: Porridge frío de avena sin gluten (overnight)

SIN GLUTEN - VEGETARIANO - VEGANO

Hace unos meses te contaba que el porridge de avena (sin gluten) ha sido mi desayuno preferido de este invierno y te mostraba diferentes maneras de hacerlo y tomarlo.
Y no es que haya dejado de ser uno de mis desayunos preferidos simplemente lo he adaptado a la primavera.

La receta de hoy es sencillísima. No la llamaría ni receta porque no tiene apenas preparación. Se trata de un porridge frío de avena. Es sin gluten, sin lactosa, sin huevo, sin frutos secos y vegano.

El haber incorporado los copos de avena sin gluten a mi alimentación me ha abierto un abanico enorme de posibilidades. Los utilizo un montón tanto en recetas dulces como saladas. Y además de obtener unos resultados maravillosos sé que me está aportando unos valores nutricionales bastante interesantes.
La avena es alta en carbohidratos complejos por lo que se asimila lentamente saciando y aportando energía duradera. Es rica en aminoácidos (proteína), vitaminas del grupo B y E y minerales como el calcio, hierro, potasio, magnesio y zinc. Además es alta en fibra.
Este porridge frío se realiza dejando la avena en remojo toda la noche, en la nevera. Durante esas horas la avena se empapa del líquido y se vuelve cremosa. Además absorbe los sabores que se le pongan haciendo del desayuno un verdadero placer.

porridge+sin+gluten+overnight



Para una ración:
  • 30gr de copos de avena
  • 3/4 vaso de leche de coco
  • un puñado de frambuesas
  • un plátano pequeño.
  • coco rallado
  • pepitas de chocolate puro


La noche anterior a su consumo:
  1. Triturar un plátano y un puñado de frambuesas con la leche de coco hasta que quede como un batido.
  2. Verter el batido en un vaso o bol y añadir los copos de avena.
  3. Remover para que los copos se impregnen bien. 
  4. Si el resultado es muy espeso, añadir más leche de coco. Debe quedar líquido suficiente para que los copos lo absorban y se vuelvan cremosos.
  5. Dejar reposar en la nevera, tapado, durante toda la noche.
  6. Al día siguiente, sacar de la nevera y remover. 
  7. Decorar con los extras deseados. Yo he puesto coco rallado, unas frambuesas y pepitas de chocolate puro ¡Ah, y una fresa!

¡Y listo!

Como puedes ver es muy fácil de hacer y te aseguro que por la mañana se agradece tener el desayuno preparado =) Si quieres puedes ponerlo en un bote con buen cierre y llevarlo en el bolso para desayunarlo en el trabajo o escuela ¡Take away saludable!

Y como cada receta ¡varía los ingredientes y sorprende a tu paladar! Añade otras frutas, cacao, frutos secos, yogur, dátiles... Las opciones son infinitas, deja volar tu imaginación y disfruta.

Si te he sido de ayuda, no dudes en dejarme un mensaje aquí debajo o en etiquetarme en las redes sociales con @celiveggie o #celiveggie así podré ver tus bonitas creaciones.

¡Hasta pronto!

Receta: Brownie saludable

SIN GLUTEN - VEGETARIANO - VEGANO

¿Qué te parece si preparamos un brownie saludable

Hoy te enseño una de mis recetas de brownie saludable sin grasa, sin azúcar blanco, con harina integral, sin gluten, sin lactosa, sin huevo y con un ingrediente sorpresa o especial, el calabacín.

En alguna ocasión he utilizado el calabacín como base para un bizcocho de chocolate sin gluten. Hoy quería probarlo en un brownie. He de decir que el sabor del calabacín se reduce hasta desaparecer en las mezclas de repostería y que no se aprecia en el resultado final.

Si me lees a menudo, sabes que me gusta mejorar los valores nutricionales de las recetas reduciendo el azúcar y la grasa, utilizando harinas integrales e incluso incorporando frutas y verduras. 

Hoy le ha tocado el turno al brownie. En general podemos decir que hay dos tipos de brownie. Unos que son más bien secos y abizcochados y otros que son más húmedos y compactos. Todo depende de los porcentajes de los ingredientes. Con esta receta se obtiene un brownie muy jugoso y chocolateado con un centro húmedo.

Este brownie saludable está hecho con ingredientes naturales. No contiene grasas como la mantequilla o el aceite, su porcentaje graso procede de la almendra y la nuez. Es alto en fibra e hidratos de carbono complejos, gracias a las harinas integrales. Además contiene un porcentaje bastante interesante de proteínas gracias a los yogures de soja y a los frutos secos. 

¿Quieres sorprender a tus papilas? ¡Sigue leyendo!


  • 475gr calabacín rallado (2 calabacines)
  • 2 yogures naturales de soja
  • 70gr agave/miel (u otro endulzante) Si te gusta dulce, añade más.
  • 1cc esencia de vainilla
  • 20gr cacao en polvo
  • 100gr almidón de maiz (aún mejor, con harina de avena)
  • 90gr harina de arroz integral
  • 50gr almendra molida
  • 2cc crema/pasta de almendra
  • 1 sobre de levadura química 
  • 50gr pepitas de cacao puro
  • 40gr nueces picadas

  1. Precalentar el horno a 180º.
  2. Lavar y rallar el calabacín en un bol grande. Puedes utilizarlo pelado o sin pelar.
  3. Incorporar los yogures, la miel, la vainilla y la crema de almendras. Mezclar.
  4. Añadir el cacao en polvo, las harinas y la levadura química, tamizadas. Mezclar bien hasta conseguir una mezcla homogénea.
  5. Añadir las pepitas de chocolate y las nueces picadas. Mezclar.
  6. Verter la preparación en un molde (de silicona o uno cubierto con papel vegetal) y dejar reposar 10 minutos. Puedes añadir algunas pepitas y nueces picadas para decorar.
  7. Hornear a 180º durante 1 hora. El tiempo pude variar según el horno y las harinas. Mi horno calienta menos de lo que indica.
  8. El bizcocho está listo cuando la capa superior se ve bien seca y agrietada. 
  9. Dejar enfriar en una rendija.
¡Y ya puedes disfrutar de tu fantástico brownie! Un brownie mil veces más saludable que el tradicional y que además es apto para muchas personas al ser bajo en azúcar y grasa, sin gluten, sin lactosa y sin huevo

Espero que te haya gustado la idea y que te animes a probarlo. Si quieres puedes añadir un sólo calabacín. Poco a poco te animarás y perderás el miedo a añadir más.
También puedes añadirle un poquito más de azúcar o de pepitas de chocolate. Adáptalo a tus gustos y juega con los ingredientes =)

Te dejo algunos consejos para conseguir un perfecto brownie saludable
- Ralla muy bien el calabacín.
- Tamiza las harinas. Esto suele dar resultados más aireados y esponjosos. 
- No añadas mantequilla o aceite. Te aseguro que no es necesario.
- Una vez que lo hayas puesto en el molde, no lo aprietes y trátalo con cuidado ¡El amor y el cariño son ingredientes clave en la cocina!
- Si quieres un brownie más estable y menos húmedo, estilo bizcocho, aumenta el porcentaje de harina (de 50 a 100gr más)
- Cuando se haya horneado, deja reposar el brownie, sin molde, durante 15 minutos en el horno. Después sácalo y déjalo enfriar sobre una rejilla durante 30 minutos mínimo antes de cortarlo.

Quizás también te interese esta otra receta de brownie fit con alubias ¡Sorprendentemente bueno!

Si tienes alguna pregunta, no dudes en escribirme. Si haces tu brownie saludable y lo subes a las redes sociales puedes etiquetarme nombrando a @celiveggie o con el hastag #celiveggie así podré ver tu delicioso brownie. 

Hasta pronto con nuevas recetas saludables. 

Receta: Quiche Pizza de verduras sin nata

SIN GLUTEN - VEGETARIANO - Opción VEGANO

Una mezcla entre quiche y pizza. Esta es la receta saludable de hoy. Sin gluten, integral y vegetariana. Sin lactosa si utilizas el queso adecuado. Con opción vegana.

Con la forma de una quiche pero con el sabor de una pizza. Se diferencia de la primera en que no lleva nata y huevo para el relleno sino que utilizo salsa de tomate y huevo. 

El secreto para que la masa sea ligera está en hacerla finita. Casi al estilo de unas fajitas. Así podrás saborear aún más los ingredientes del relleno.

Se trata de una versión ligera de la quiche/pizza. Al utilizar una masa casera con harinas integrales, estamos dando a nuestro cuerpo hidratos de carbono de absorción lenta y proteínas vegetales. Como el relleno no lleva nata, nos olvidamos de las grasas saturadas que ésta aporta. Y en su lugar utilizamos salsa de tomate cuyos ingredientes son tomates pelados y picados, sin aceite
He incluido el huevo en la preparación para aportar cuerpo y esponjosidad al relleno a la vez que aumenta el aporte en proteínas.
Si no consumes huevo, puedes utilizar tofu cremoso. Así sería la opción vegana. Próximamente te enseñaré cómo hacerlo.

Como puedes ver es un plato realizado con ingredientes naturales, reales y bastante completo en cuanto a nutrientes. Muchas vitaminas y minerales vienen del tomate, las verduras y de la ensalada de acompañamiento ¡No te olvides de tus verduras frescas diarias, te dan vitalidad!

quiche+pizza+verduras+sin+gluten


¡Vamos a por la receta! Es sencilla, lo prometo. 

Para la masa (molde circular de 23cm). 4 raciones:
  • 120gr harina sin gluten (yo hice un mix con 60gr harina de arroz integral, 30gr sarraceno y 30gr fécula de patata)
  • Agua (unos 60gr, adaptar según las harinas)
  • 1/4 cc de bicarbonato
Para el relleno:
  • 1 puerro
  • 1 calabacín bien grande.
  • 220gr salsa de tomate (Tomate pelado y picado)
  • 2 huevos (si son pequeños quizás necesites más)
  • aceitunas negras sin hueso
  • queso (yo he utilizado Camenbert)
  • sal
  • especias: orégano, tomate seco en polvo
UTENSILIOS:
  • Cuchillo para cortar verduras.
  • Tenedor o varillas de batir.
  • Bol.
  • Rodillo de amasar.
  • Papel de hornear.
  • Molde circular 23cm
  • Sartén antiadherente.
  • Horno.

  1. Mezclar los ingredientes de la masa hasta formar una bola densa pero manejable. Dejarla reposar un poquito para que tome consistencia y estirarla finamente con ayuda de un rodillo (yo pongo papel de hornear entre medias y así no se pega la masa y se estira perfectamente). Es importante que quede bien fina.
  2. Poner la masa en el molde, ajustando las esquinas. [Si es de cristal, cúbrelo con papel de horno para evitar que se pegue. si es un molde de silicona, puedes poner la masa directamente]. Si sobra masa puedes utilizarla para decorar.
  3. Reservar la masa.
  4. Precalentar el horno a 200º calor arriba y abajo.
  5. Mientras reposa la masa, preparar el relleno
  6. Cortar el puerro y laminar muy finamente el calabacín. Asar o dorar las verduras en una sartén antiadherente con un poquito de sal. Yo no utilizo apenas aceite para que el resultado no sea pesado.
  7. Cuando las verduras estén doradas añadir la salsa de tomate, las especias y las aceitunas picadas. Si fuese necesario, añadir un poquito de sal. Remover y dejar cocinar un minuto. Retirar del fuego
  8. Batir los huevos e incorporarlos a la mezcla anterior. Es muy importante que la sartén esté fuera del fuego.
  9. Verter la mezcla del relleno sobre la masa. Repartir bien los ingredientes.
  10. Cubrir con queso  y espolvorear con bastante orégano.
  11. Hornear a 200º durante 35 minutos aproximadamente. La quiche está lista cuando el relleno a cuajado y empieza a dorarse el queso.
¡Y listo! Ya solo queda darle un par de minutos de reposo fuera del horno para que asiente bien la mezcla.

Sé paciente y espera esos minutitos, sé que el delicioso olor hace que tus tripas crujan. Puedes preparar una rica ensalada para acompañar. Ayudarás a tu cuerpo en la digestión y saborearás aún más el plato principal. 

Disfruta de esta quiche-pizza y dale tu toque personal añadiéndole los ingredientes que más te gusten. ¡Eres el chef de tu cocina!

Me encanta ver vuestras versiones. Si quieres hazle una foto y etiquétame en las redes sociales con @celiveggie o #celiveggie Me pasaré para verlo y dejarte un bonito comentario. 

Si te ha gustado, no dudes en compartirlo para que la cocina fácil, saludable y sin gluten sea accesible para todos.

¡Hasta pronto!

Batido verde detox

SIN GLUTEN - VEGETARIANO - VEGANO - CRUDIVEGANO

Hoy te traigo uno de mis desayunos preferidos, un batido verde. Naturalmente sin gluten, sin lactosa y con ingredientes reales

Sé que a mucha gente el color puede crearle rechazo pero no os limitéis a la vista, tenemos otros sentidos que explotar: sabor, textura, olfato... A mí, entre todo, me enamora.

Este batido verde está hecho con sólo tres ingredientes. Su combinación lo convierte en un batido hidratantedepurativo, antioxidante y cargado de fibra que limpia el organismo y lo alimenta con nutrientes de calidad. 

Ayuda a depurar el organismo a la vez que lo remineraliza y regenera. Es ideal para el desayuno porque el cuerpo se encuentra todavía en fase de eliminación de toxinas y con este batido, ayudamos en el proceso de depuración a la vez que lo hidratamos y nutrimos sin sobrecargarlo.
Así mismo es recomendado para después del deporte ya que ayuda en los procesos de recuperación y regeneración

batido+verde+detox

¿Qué nos aportan sus ingredientes?
El agua de coco, que es la parte líquida de esta receta, está llena de vitaminas y minerales (potasio, magnesio, calcio, socio y fósforo) que contribuye al buen funcionamiento del organismo, es un gran regulador electrolítico. Es muy hidratante, baja en grasas y en azúcares. Ayuda a al regeneración celular y es un buen tónico para el sistema digestivo. 
Las hojas de espinacas o canónigos fomentan la sanación y la depuración. Son antioxidantes y anticancerosas. Son ricas en clorofila que oxigena la sangre y, además, aportan vitaminas A, C y E y minerales como calcio, hierro o potasio. Muy digestivas y ayudan a controlar nervios y estrés.
 El plátano es una fruta muy antioxidante y nutritiva que aporta hidratos de carbono de absorción lenta y vitaminas B, C y minerales como el magnesio y el potasio además de ácido fólico. Al ser muy ricos en potasio y vitamina B6 que ayudan a prevenir problemas cardiovasculares y regular el sistema nervioso. También refuerza las células y promueven su regeneración. Bajos en grasa y altos en fibras, aportan energía y son muy saciantes.
batido+verde+detox

La preparación de los batidos es muy sencilla ¡Vamos con la receta!

  • 1 plátano grande
  • 1 o 2 puñados de canónigos o espinacas
  • 1 vaso de agua de coco (directamente del coco joven o embotellada pero que no lleve ningún añadido!)
Para decorar (puedes añadir los ingredientes que más te apetezcan):
  • Yogur de coco casero
  • Nueces
  • Coco rallado
  • Copos de avena sin gluten


  1. Poner en el vaso de la batidora el plátano, los canónigos y medio vaso de agua de coco. Batir hasta que todo esté bien triturado y no haya grumos. 
  2. Añadir entonces el otro medio vaso de agua de coco y batir un momentito para incorporar los ingredientes. Si deseas una textura más líquida, añade más agua de coco.
  3. Verter en el vaso o bol deseado y decorar con los ingredientes deseados. Yo he elegido coco rallado, copos de avena sin gluten, nueces y yogur de coco casero. 
¡Y listo! ¡Me dirás que esto no es la verdadera comida rápida! Ya solamente queda disfrutarlo y saborearlo bien.

Recuerda que la digestión empieza en la boca, con la masticación y salivación. Los batidos también se tienen que salivar para digerirlos de una manera óptima. Si los bebes como si fuese agua podrían ocasionarte problemas digestivos como gases e hinchazón abdominal.

Depende de la batidora esto puede tardar más o menos. Yo utilizo una batidora sencilla, con poca potencia y no tengo problemas en hacerlo ¡Anímate y descubre el fantástico universo de los batidos verdes! 

¿Ya los has probado? ¿Cuál es tu batido verde preferido?

Cómo hacer nutella saludable

SIN GLUTEN - VEGETARIANA - VEGANA 

Hoy te invito a preparar nutella saludable sin gluten, sin lactosa, sin huevo, sin azúcar blanco, baja en grasa y apta para veganos. Sin aditivos.
Con esta receta vas a aprender a hacer crema de cacao untable de una manera rápida y sencilla, con un resultado espectacular

Supongo que ya sabrás que los ingredientes principales de las cremas de cacao comerciales son azúcar y aceite en grandes cantidades. Dos enemigos de la salud que se combinan para crear una bomba de relojería para nuestro sistema cardiovascular. 
A mí me gusta cuidar mi cuerpo pero no quiero renunciar al sabor del cacao ni a tomar dulces de vez en cuando, por ello siempre busco una forma saludable de recrear ciertos productos reduciendo su aporte de grasas y azúcares vacíos.


¿Sabes cuál es el ingrediente secreto para esta receta? 

La calabaza. Sí. La calabaza es el ingrediente principal de mi crema de cacao ¡Cuando lo pruebes verás que no se nota nada su sabor! Es genial porque puedes tomar cucharadas de esta crema sin sentirte culpable y saciando tu antojo de dulce. 

Esta receta me encanta. Es una opción super saludable y muy golosa que utilizo en desayunos, meriendas o postres

Si quieres aprender a hacer esta fantástica receta, sigue leyendo.






Para un bote:
  • 250gr calabaza cocida / horneada / al vapor
  • 30gr de almendra o avellana en polvo (utiliza avellana para darle el toque Nutella)
  • 20gr de cacao en polvo
  • 30gr miel/sirope de agave/arce/azúcar de coco...
  • pizca de sal
  • pizca de canela/vainilla... (toque personal opcional)
Utensilios:
- Cuchara
- Cazo para cocer la calabaza
- Batidora (cualquier sirve, yo uso batidora de mano)
- Bote de cristal esterilizado para guardar la crema


  1. Pelar la calabaza y cortarla en trocitos para facilitar la cocción.
  2. Cocer la calabaza en agua hirviendo durante 5-6 minutos (depende de la variedad de calabaza). Escurrir muy bien y dejar enfriar un poquito. 
  3. En el vaso de la batidora, poner la calabaza y añadir los 30gr de almendra, el cacao, una pizca muy pequeñita de sal y el endulzante. Si se desea se puede añadir algún aroma como canela o vainilla.
  4. Batir todo hasta conseguir una textura lisa y homogénea. No deben quedar grumos.
¡Y ya está listo! Sólo queda probarla y, si quieres, adaptarla a tu gusto (yo cambio a menudo): añadir más cacao, más endulzante, más avellana, vainilla... O dejarla tal y como está. Deliciosa.

¡No podréis resistiros a comerla a cucharadas! Pero tranquilos, no tiene apenas grasa ni azúcar. Son ingredientes naturales fácilmente digeribles y asimilables por nuestro cuerpo. 

Espero que te haya gustado esta receta y que no te asuste el ingrediente principal. Te aseguro que no sabe a calabaza.

Venga, lánzate y prueba esta nueva versión golosa pero amiga de tu cuerpo ¡Quiero ver fotos!

 ¿Has hecho alguna vez una crema untable de cacao saludable? ¿Qué ingredientes usaste?

Receta: Quinoa con calabacín y tortilla

SIN GLUTEN - VEGETARIANO - Opción VEGANO

¿Tienes quinoa en tu despensa pero no conoces recetas para utilizarla? No te preocupes, hoy te traigo otra receta más para que te lances a probar este riquísimo pseudocereal. La receta de hoy es sin gluten, sin lactosa, sin carne y baja en grasa.

Además es con ingredientes "de estar por casa" tal y como me pidió mi amiga Miriam, así que no tienes excusas para no hacerla. Y si por casualidad no tienes quinoa, siempre puedes hacerlo con arroz o con mijo adaptando los tiempos de cocción de cada cereal. 

La receta sin gluten que te traigo hoy es quinoa con calabacín y tortilla francesa. Se trata de una receta muy fit y saludable con ingredientes naturales y frescos para aportar nutrientes de calidad. Con este plato vamos a obtener hidratos de carbono complejos, proteína, fibra, vitaminas y minerales ¡Todo lo que nuestro cuerpo necesita!

quinoa+calabacín+tortilla


En mi blog puedes encontrar otras recetas con quinoa como esta a la mexicana o esta otra con calabaza. En mi instagram encontrrás muchas ideas más en fotos que seguro que te inspirarán.

¡Vamos con la receta!





Para 2 personas:
  • 350gr de caldo de verduras o agua para la cocción de la quinoa.
  • 80gr de quinoa en seco
  • 1 calabacín mediano
  • 1/2 cebolla y 1 ajo
  • 2 huevos (Tofu o tempeh a la plancha para la opción vegana)
  • sal
  • sazonadores al gusto. En mi caso: ajo y cebolla en polvo, orégano, pimienta y mostaza.

  1. Lavar la quinoa hasta que suelte toda la espuma.
  2. En un cazo poner a hervir el caldo o agua. Cuando rompa a hervir, añadir la quinoa, bajar el fuego y tapar. Dejar cocer durante 10-12 minutos. Escurrir y reservar.
  3. Mientras tanto, lavar/pelar el calabacín, cortar del tamaño deseado: en rodajas, medias lunas, juliana, cuadraditos...
  4. Picar finamente la cebolla y el ajo.
  5. En una sartén antiadherente, sofreír la cebolla, el ajo y el calabacín con una cucharadita de aceite de oliva.
  6. Mientras se hace el sofrito, batir los huevos y hacer una tortilla francesa. Se puede hacer en la misma sartén del sofrito en una esquina, no pasa nada si se rompe o sale fea. Reservar la tortilla en un plato a parte, 
  7. Una vez que el sofrito está en su punto (tierno y ligeramente dorado), bajar el fuego y añadir la quino cocida a la sartén.
  8. Sazonar con sal y especias. Remover bien para que se integren todos los sabores. Dejar cocinar un par de minutos a fuego medio. 
  9. Para terminar, cortar la tortilla francesa y mezclarla con el resto de ingredientes en la sartén. * No te olvides de adaptar la sal y las especias a tu paladar. 

¡Y ya tenemos una deliciosa receta de quinoa vegetariana y equilibrada!

Espero que esta receta te haya gustado. Espero que te inspire para crear nuevas recetas saludables. Si te metes a la cocina, etiquétame en las fotos ¡Me encanta ver tus creaciones!

¿Quieres retarme? ¿Quieres que publique alguna receta en particular? ¡Mándame un mensaje y me pongo a ello corriendo!

Si tienes alguna duda, puedes escribirme aquí debajo o en las redes sociales (facebook o instagram). Ya sabes que siempre contesto y ¡Gracias por todos los mensajes bonitos que me hacéis llegar!

Receta: Pan integral con semillas sin gluten

SIN GLUTEN - VEGETARIANO - VEGANO

Estoy deseando que pruebes esta receta de pan sin gluten que además es sin lactosa, sin huevo, sin aceite y vegana. 

Desde hace un tiempo busco hacer panes sin gluten ricos, pero no ricos de sabor (que también) si no ricos en nutrientes. Para ello, he apartado un poco de mi mente las recetas cuyo ingrediente principal es el almidón, vacío y pobre. Ahora busco reducirlo mezclándolo y sustituyéndolo por harinas integrales y proteicas. 

Obtener buenos resultados en un pan sin gluten no es fácil. Obtenerlos con un pequeño índice de almidón, tampoco. Pero nada es imposible. Poco a poco vamos consiguiendo panes increíblemente buenos y nutritivos. Unos más integrales, otros menos pero ya no son panes con calorías vacías.

Esta receta la hice por primera vez hace un mes y no quería publicarla hasta asegurarme que funcionaba bien, quería repetirla y ver que no había sido una casualidad. 

Veredicto: Todo un éxito. Ya puedo compartirla. 

pan+integral+sin+gluten+con+semillas

Es un pan tierno, esponjoso y firme que no se desmigaja ni se rompe. Lo he utilizado en sandwiches, en tostadas, en sopa de cebolla, he hecho tostas, pizzetas... Y por supuesto, solo, al natural. Tiene muy buen sabor.

Cuando veas los ingredientes, no te asustes. Si queremos conseguir algo parecido al gluten y que sea saludable, no nos queda más remedio que hacer mezclas de harinas hasta obtener los porcentajes parecidos de proteína y almidón presentes en el trigo y otras harinas panificables. 

No obstante, se pueden obtener buenos resultados con menos mezclas pero respetando un equilibrio entre almidón y harina proteica. El sabor estará entonces más concentrado en un solo cereal, elige aquel que más te guste. 

  • 150gr maicena
  • 100gr fécula de patata
  • 100gr harina de sarraceno integral
  • 100gr harina de arroz integral
  • 50gr harina de avena sin gluten
  • 30gr semillas de lino molidas
  • 20gr semillas de sésamo molidas
  • 10gr lecitina de soja
  • 10gr levadura de cerveza (opcional)
  • 10gr agave
  • 8gr sal
  • 5gr xantana
  • 5gr de psillium (opcional pero recomendado)
  • 5gr de levadura de panaderia seca
  • 525gr agua templada


Esta receta la he hecho en panificadora pero se puede realizar a mano y hornear en molde. En este caso, quizás tengas que quitarle un poquito de agua (prueba con 500gr y ve adaptando).
  1. En un vaso poner 30gr de agua y la lecitina de soja. Remover bien y dejar actuar. Se formará un masa viscosa parecida a un huevo batido. 
  2. En otro vaso poner 30gr de agua y los 5gr de levadura de panadería seca. Remover y dejar espumar.
  3. Mientras tanto, pesar los ingredientes secos y mezclar, SALVO la xantana que la añadiremos casi al final del amasado. -> maicena, fécula de patata, sarraceno, arroz, avena, lino, sésamo, levadura de cerveza, sal y psillium.
  4. Verter el agua templada en la cubeta de la panificadora y los 10gr de agave o miel. 
  5. Añadir la mezcla de harinas.
  6. Coger el vaso de la lecitina, remover bien e incorporar a la cubeta.
  7. Cuando la levadura haya espumado, verter en la cubeta.
  8. Empezar el programa de la panificadora deseado. A continuación te muestro lo que yo programé:
  • Amasado 1: 6 minutos.
  • Reposo 1: 10 minutos
  • Amasado 2: 20 minutos (Aquí es cuando he añadido la xantana)
  • Reposo 2:  45 minutos (Al inicio, añadir semillas para decorar)
  • Horneado: 1h15
Después solo hay que dejarlo enfriar sobre un rejilla y controlarse para no devorarlo sin control ;)

Espero que esta receta te sirva y te inspire. Si tienes alguna pregunta, no dudes en contactarme. Y si pruebas la receta, me encantaría que me contaras qué te ha parecido ¡así podremos mejorar juntos! 

¡Buen provecho!

Receta: Bizcocho fit de yogur y fresas sin gluten

SIN GLUTEN - VEGETARIANO - Opción VEGANO

Con esta receta de bizcocho fitness vas a poder comer bizcocho todos los días sin sentirte culpable.
Es sin gluten, sin lactosa, sin aceite o grasas y sin azúcar.

¿Qué es un bizcocho fitness?
Este término, que tan de moda se ha puesto, no es más que un bizcocho saludable y nutritivo. Suele ser alto en proteínas pero también con carbohidratos de asimilación lenta y bajo en grasas y azúcar. También se le conoce como bizcocho fit, fitcocho o bizcofit.

Hay muchas formas de hacer bizcochos saludables. Según los ideales, principios y objetivos de cada persona. Hay quienes utilizan proteínas en polvo, suplementos, sustitutivos... O hay quienes prefieren simplificar y optar por alimentos naturales, reales, materias primas. Yo opto por la segunda opción.

Para obtener la proteína y los hidratos, lo mejor es optar por alimentos reales, materias primas. En mi caso suelo variar los ingredientes base pero siempre suelo buscar alimentos de calidad: avena, sarraceno, quinoa, huevo, tofu, alubias, frutos secos, semillas, frutas, vegetales.... Siempre, sin gluten.

bizcocho+proteico+sin+gluten


Para un molde rectangular de 22cm. 6-7 raciones

  • 200gr de fresas congeladas (si tienes frescas también sirven)
  • 80gr de almendra en polvo
  • 70gr de copos de avena
  • 70gr de fécula de patata
  • 1 sobre de levadura química
  • 2CS miel
  • 2 huevos
  • 1 yogur natural de soja (sin azúcar)



  1. Por un lado, pesar y mezclar los ingredientes secos: harina de almendra, fécula de patata, copos de avena y levadura química.
  2. Aparte, batir los huevos y añadir la miel y el yogur. Seguir batiendo.
  3. Tomar 100gr de fresas y triturarlas hasta conseguir un puré. Añadir este sirope a la mezcla de huevo, yogur y miel. Mezclar.
  4. Mezclar los ingredientes húmedos y secos. Remover hasta que se integren todos. Obtendrás una mezcla pastosa y bastante húmeda.
  5. Cortar o picar los 100gr de fresas restantes para rellenar y decorar el bizcocho. Cortar del tamaño deseado. 
  6. Añadir una parte de estas fresas picadas a la masa del bizcocho. Remover y verter todo en el molde.
  7. Con el resto de las fresas, decorar el bizcocho. 
  8. Hornear durante 45 o 50 minutos a 180º. 
  9. Dejar enfriar antes de consumir.

Posteriormente lo puedes decorar con más puré de fresa, con yogur, con rodajas de plátano, con coco rallado... Las posibilidades son muchas ¡adapta el bizcocho a tus gustos!

Y para los curiosos, os dejo los aportes nutricionales por ración de este bizcocho fitness sin gluten.
Si divides el bizcocho en 7 raciones, vas a tener por ración:
Calorías: 195
Carbohidratos: 20gr (de los cuales azúcares 6 gr)
Proteína: 7gr
Grasa: 8gr (puedes bajar el porcentaje de grasa, suprimiendo un huevo o cambiando la harina de almendra por harina de avena. Evidentemente la cantidad de proteínas y de hidratos, subirá)
 Espero que te haya gustado e inspirado esta receta. Si quieres decirme o preguntarme algo, déjame un mensaje aquí debajo, siempre contesto ;)

Quizás también te interese...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...